practicar el slackline

El slackline se basa en el equilibrio. La instalación necesaria es sencilla: una cinta plana unida a dos puntos, normalmente árboles o parabolts. La cinta suele ser de nailon o poliéster, y no llega a estar completamente tensa; de ahí el nombre. Esta característica lo convierte en un desafío. Al principio, simplemente por aguantar unos segundos. Y después querrás más, dependiendo de la modalidad que practiques.

Los arboles cerca del rio Segre son perfectos para practicar el slackline!

This Offer belongs to Banc de Temps de Lleida.
Login